MENTOR CARLOS MUGUIRO. MEETING.1

Mi proyecto no es un ejercicio de memoria, sino de olvido, el olvido como «arma» contra el Principio de Reconsolidación de la memoria, como instrumento para viajar en el agujero de tiempo mental. Abrazar el olvido para darle sentido, como quién exorciza demonios. 

Casualmente (y por supuesto que no) esta conclusión encaja a la perfección con la dirección que ha tomado mi investigación dentro del Master, de hecho el proyecto que ha surgido de la camarita  que lleve durante todo el 2015, también es un ejercicio de olvido creativo, de cambio de escalas entre el tiempo horizontal antropomórfico y el tiempo vertical geológico,  ya te contaré, pero solo por avanzarte se llama “One Year Life Strata».

Sí, estaba frente a mis ojos, aquí te pongo el texto que como te comenté saqué del tratamiento, quizás por pensar que eran demasiados elementos, que podría confundir, pero también por inseguridad y pudor, por sentir que todavía no había encontrado el tono para hablar de esto dentro del proyecto, te lo dejo  aquí, por si te ayuda a ver la caja grande. (Lo he revisado y he hecho un pequeño cambio al final que como puedes ver es un bonito regalo tuyo pero con un twist, ayer retumbaban tus palabras en mi cabeza pero en la dirección contraria).

 

  1. OLVIDAR PARA RECORDAR 

Mi búsqueda no es más que el intento desesperado por olvidar un recuerdo recurrente, la imagen de una mujer enferma que me impide recordar bien quien era mi abuela antes de la enfermedad.

Extracto guión:

 

 

VOZ EN OFF

 

Lo que más recordamos de una experiencia es su final, así que un mal final puede arruinar un recuerdo por mucho que la experiencia en su conjunto fuera positiva.
Me pregunto como puedo olvidar tu final, esa cara, que ya no era más tu cara, si no la de la enfermedad, siempre tan poco elegante, tú...que ante todo eras eso.
Pero no, no recuerdo una enfermedad, recuerdo una muerte fantasma, prolongada en el tiempo y en el espacio, en un limbo de existencia.
 Quizás esta obsesión contigo y tus delirios no es más que el impulso irracional que surge de esta necesidad por olvidar el fantasma y recordarte de nuevo. Olvidar para recordar. Olvidar como quién invoca galaxias más allá del recuerdo, olvidar lo recordado para llegar al estrato primigenio. Olvidar para que no se apague el fuego, el recuerdo más puro.
Olvidar como quién exorciza demonios. 


Y siguiendo con mis conclusiones sobre la conversación de ayer:

– Estructura Narrativa : el film tiene que ser una mutación entre dos ideas:

  1. Las convergencias entre memoria e imaginación (Reconsolidación y Chronestesia). Ilustradas en la historia de mi abuela y en el paisaje (campo y casa) de donde parten todos los recuerdos obsesivos.
  1. El olvido como ejercicio consciente, como «arma» contra el Principio de Reconsolidación de la memoria, como instrumento para viajar en el agujero de tiempo mental. Abrazar el olvido para darle sentido, como quién exorciza demonios. 

– Dos voces narrativas:

  1. Personal (al principio más contemplativa y al final más introspectiva)
  2. Más teórica y ensayística, que engloba la investigación sobre neurociencia y memoria.

Muy bien hasta aquí, lo veo, y ahora  llega lo más difícil, ¿Cuales son las imágenes esenciales de esta historia? ¿Cómo narrar visualmente el Aleph?.

Ese es el viaje que tengo que hacer ahora, pero pienso en varias ideas principales extraídas de la conversación de ayer:

– Perspectiva cenital contra perspectiva frontal (Apoyando también mi cambio de perspectiva en el proyecto “One year life strata”, lo que lo hace aún más redondo dentro de la investigación).

– Como en buena película de terror el monstruo, no mostrarlo, solo sugerirlo.  La abuela es un fantasma (The elefant in the room) ¿Cómo sugerirla en ese espacio?…le voy dando vueltas.

– Y mi gran duda y mi gran amor, los búnkers. Siento que son el recurso visual perfecto para unir la investigación neurocientifica con la historia de mi abuela y con el espacio, para crear la analogía entre las dos geografías. Pero como tú bien dices esta todo demasiado atado y temo que el exceso de coincidencias huela un poco.

– La idea de que el film se divida en partes o compartimentos, es algo que ya había pensado varias veces. De hecho mi investigación esta compartimentada en 4 partes que son las 4 funciones del hipocampo (Orientación espacial, Memoria, Imaginación y olvido).