About mariamolina

Posts by mariamolina:

vuelta a la mina rio tinto, articulos sobre rio tinto

https://www.nytimes.com/2012/04/13/business/global/in-struggling-spanish-town-hopes-of-reopening-mine-are-delaye.html

https://elpais.com/especiales/2015/vuelta-a-la-mina/

https://elpais.com/ccaa/2014/02/20/andalucia/1392901834_648213.html

https://elpais.com/diario/2007/03/25/domingo/1174798359_850215.html

https://www.huelvainformacion.es/provincia/pueblos-Tinto-pagaron-primer-colombino_0_1046895721.html   

Así lo aprecia el profesor David González en Moguer -en la orilla izquierda del río Tinto, patria de la conocida familia de marineros Niño y lugar de construcción de la carabela Santa Clara que trajo a Colón de regreso de las Indias-, también se advierte en Huelva y San Juan del Puerto -en la orilla derecha del mencionado río, dos localidades integradas en el condado de Niebla, bajo la jurisdicción del duque de Medina Sidonia, donde residían marineros y pilotos que participaron en los primeros viajes colombinos y donde estaban asentados los cuñados de Colón-, así como en la villa de Palos de la Frontera -localidad de la familia Pinzón y de otros tripulantes de la expedición que fue obligada a armar dos carabelas por orden real-.

Contribuciones y estrategia fiscal de los Reyes Católicos en el entorno de los puertos del río Tinto durante el proceso de gestación y de financiación del primer viaje colombino, se expone la tesis, que hasta ahora no había sido explorada por la historiografía, consistente en que una parte significativa de la financiación de los preparativos del primer viaje colombino que permitió arribar a tierras americanas -superior con creces a los fondos aportados por los prestamistas- podría haber procedido, según se desprende del análisis de la documentación consultada, de contribuciones coetáneas y del crecimiento de la presión fiscal ordenada por los Reyes Católicos sobre los vecinos de las localidades ribereñas del río Tinto en las que tuvo lugar la gestación de esta empresa ultramarina. En este sentido, el estudio desvela la estrategia de la Corona destinada a obtener nuevos ingresos económicos que podrían haber posibilitado a Colón y a la hacienda del reino de Castilla costear una parte de la infraestructura necesaria para la expedición, incluida la compra del puerto de Palos de la Frontera.

https://ti.arc.nasa.gov/m/pub-archive/1328h/1328%20%28Cannon%29.pdf

Most familiar life forms on Earth live in the surface biosphere where liquid water, sunlight, and the
essential chemical elements for life are abundant. However, such environments are not found on
Mars or anywhere else in the solar system. On Mars, the surface environmental conditions of
pressure and temperature prevent formation of liquid water. Furthermore, conditions at the Martian
surface are unfavorable to life due to intense ultraviolet radiation and strong oxidizing compounds
that destroy organic compounds. Therefore in order to search for life on Mars, it may be necessary
to drill to the depth of liquid water with instrumentation to detect in situ organisms and biomarker
compounds.
Searching for life in the subsurface of another planet will require drilling, sample extraction and
handling, and new technologies to find and identify biomarker compounds and search for living
organisms. Unlike rover missions, with a relatively rich history of field testing and flight heritage
(Arvidson et al., 1998; 2000; Cabrol et al., 2001a; 2001b; Christian et al., 1997; Miller et al., 1992;
Stoker et al., 2001; 2002; Volpe et al., 2000), these technologies have not been demonstrated in an
automated system or been the subject of a mission or field mission simulation. However, the
scientific community has recognized the importance of drilling and has called for it in the Mars
Exploration Program Analysis Group (MEPAG) strategic plan and the NASA Astrobiology
Roadmap (Des Marais et al., 2003). Thus, there is a critical need for technology maturation for
drilling.
The “Mars Astrobiology Research and Technology Experiment (MARTE)” was a three year project
started in 2002 and funded primarily through the NASA “Astrobiology Science and Technology for
Exploring the Planets (ASTEP)” program (Stoker et al., 2007). The project had both science and
technology development goals. The science goals were aimed at discovering and characterizing a
Mars relevant subsurface chemoautotrophic biosphere in southwestern Spain (Minas de Riotinto)
that utilizes iron and sulfide minerals as energy sources. To accomplish this goal, commercially
available core drilling equipment was used to obtain water and rock samples, which were
subsequently analyzed in a laboratory environment for microorganisms. This effort took place
during the first two years of the project, and yielded the discovery of a complex, multi-level
subsurface biological system (Stoker et al., 2004; 2005).

HISTORIA RIO TINTO, LA REVOLUCION ECOLOGICA. LIGA ANTIHUMANISTA!

https://docplayer.es/45074617-Los-conflictos-de-febrero-de-1888-en-riotinto-distintas-versiones-de-los-hechos.html

En otras palabras, el “año de los tiros” fue un conflicto medioambiental, de clase y de poderes enfrentados, en el que los “humos” son sólo la superficie de algo más profundo: el capitalismo industrial.

(……)

Téngase encuenta que fuese aceptable, caso de Zalamea, o precaria, caso de los demás pue-blos, la agricultura era la única fuente de riqueza de esta zona. Se planteaba co-mo una lucha irreconciliable entre agricultura e industria y minería, llegando aformar los agricultores y sus partidarios la llamada «Liga Antihumista», que lu-chó denodadamente contra lo que consideraban abusos de los procedimientosmineros.FLORES CABALLERO, M. (1981): La venta de las Minas de Riotinto. Instituto de Estudios Onubenses. Huelva.2.El Cronista, 12-3-1.887.603UNIVERSIDAD DE HUELVA 2009

Cuando se apelaba a la inconveniencia de este sistema y al deber de las em-presas de emplear otros, éstas argumentaban insistentemente que, dadas las con-diciones del mineral de Riotinto y de la coyuntura internacional del cobre, nopodían costerar otro sistema de beneficio 3.El problema de las calcinaciones ocupó las páginas de toda la prensa local in-tensamente en los años 1887 y 1888. Las polémicas eran continuas entre los «hu-mistas», que apelaban constantemente a la inmigración que recibía la cuenca

When the World Screamed

«When the World Screamed» is a science fiction short story by British writer Arthur Conan Doyle, featuring his character Professor Challenger. It was first published in Liberty magazine, from 25 February to 3 March 1928.

It is narrated in first person by Mr. Peerless Jones, an expert in Artesian borings who is seen for the first time.

It is the fourth Professor Challenger story and retains only Challenger and Malone from the first novel.[1]

FLAMENCO Y RÍO TINTO

http://www.minasdesierramorena.es/rutas-culturales/flamenco-y-minas/


Las minas de Sierra Morena fueron cuna de numerosos artistas flamencos. De ellos, destacamos algunas bibliografías:

  • Manolo Gómez Vélez (1892-1976) nacido en Riotinto, conocido como Manolo de Huelva y considerado como uno de los primeros guitarristas flamencos de concierto;
  • Jacinto Almadén (1899-1968) nacido en Almadén (Ciudad Real), conocido como el Niño de Almadén. Minero de las minas de carbón de Puertollano, y cantaor flamenco y maestro de los cantes mineros, empezó a cantar tarantas y dejó la mina por el cante.

Clamaba un minero así
¡ay! en el fondo de una mina
clamaba un minero así:
¡ay! ¡En qué soleá me encuentro!
Es mi compaña un candil,
¡ay! yo la salía no la encuentro.

  • Francisco Toronjo Arreciado (1928-1998) nacido en el Alosno, conocido como Paco Toronjo y considerado el más importante intérprete y creador de fandangos de Huelva.
  • Carmen Pacheco Rodriguez (1951) nacida en Linares (Jaén), conocida como Carmen Linares, es una de las cantantes más relevantes de la actualidad, premio Cante de las Minas de la Unión en 1978.
Me dan ganas de reir y llorando como un niño

https://www.horizonteflamenco.com/el-fandango-1

El fandango (I)

José Blas Vega, al tratar el origen del término «fandango» dice lo siguiente: «Según el diccionario etimológico de Corominas, el origen de la palabra fandango es incierto; probablemente se derive del vocablo portugués «fado», que sirve para designar un canto y baile típico. Los trabajos de varios musicólogos, recogidos en la Enciclopedia de la Música de Lavignac coinciden al emplear esta palabra como genérica denominación de un aire de danza española de tres por cuatro, de vivo movimiento, dentro del cual pueden afiliarse malagueñas, rondeñas, granaínas y murcianas, poco diferentes entre sí.»

Por lo general se admite el origen árabe del fandango tradicional, por su semejanza con la danza arabigo-andaluza y las jarchas mozárabes. Después se fue propagando y aclimatando a las demás regiones españolas, adquiriendo así perfiles propios. Es este modo el fandango morisco se fue transformando en jotas, muñeiras, alboradas… etc.

Por otra parte, el Diccionario de Autoridades de la Real Academia Española, de 1732, le asigna al fandango una influencia americana, al decirnos que «es un baile introducido por los que han estado en los reinos de las indias, que se hace al son de un tañido muy alegre y festivo».

Del fandango flamenco se tienen noticias hacia 1870, y se supone que nace en Andalucía de la mezcla del fandango folclórico o tradicional, a que anteriormente nos hemos referido, con los cantes flamencos que se realizaban en Andalucía por esa época. El ambiente andaluz de finales del siglo XIX, que coincide con el nacimiento y proliferación de los cafés cantantes, fue el entorno ideal para que en Andalucía naciera su propio fandango, el fandango flamenco.

El fandango es uno de los estilos fundamentales del flamenco, no sólo por lo que el propio fandango como estilo representa, sino porque ha sido tronco del arbol, cuyas ramas constituyen otros cantes que han fijado personalidad dentro marco del cante flamenco, como son la malagueña, granaína, taranta, minera…, que, con base en el flamenco, se constituyeron en estilos propios. La copla del fandango flamenco consta de cuatro o cinco versos octosílabos, que en ocasiones se convierten en seis por repetición de uno de ellos.

Para estudiar el fandango, y todos aquellos cantes derivados del mismo a que nos hemos referido, conviene efectuar una clasificación de estos cantes, de acuerdo con su aparición histórica. Y así tendremos: